Trocanteritis: todo lo que debes saber


Si sientes un dolor intenso en la cadera, específicamente en la parte lateral de una pierna, generalmente cuando realizas movimientos tales como caminar, sentarte o levantarte de una silla. Si igualmente te duele o molesta al acostarte sobre ese lado en la cama  y no encuentras una explicación para tal incomodidad porque no has sufrido una lesión grave, específica, reciente; te recomendamos acudir a un médico especialista para la evaluación de tus síntomas.

Una revisión exhaustiva del paciente puede dar como resultado el diagnóstico de una trocanteritis; a continuación encontrarás información importante sobre esta patología que puede afectar el organismo

¿Qué es la trocanteritis y cuáles son sus causas?

Esta patología se trata de una inflamación presentada en la zona en la que el fémur se une con la cadera, donde se ubican las denominadas bursas. Las mismas se encuentran ubicadas en el cuerpo para prevenir que estructuras óseas y tendones rocen.

Es decir, las bursas permiten los movimientos de las articulaciones, en este caso, las caderas y además generan las extensiones y flexiones que permiten la movilización.

Por los niveles de actividad física realizada y el impacto sobre la zona, la Trocanteritis se presente comúnmente en aquellos que practican deportes de manera profesional pero también suele verse en individuos con distancias desiguales entre los fémures.

Si bien, este padecimiento se manifiesta en un primer momento con dolor o inflamación, esta puede evolucionar hasta afectar gravemente los tendones pasando a ser un trastorno degenerativo que influye sobre toda la zona, llegando a afectar incluso el área del glúteo

En cuanto a las causas, la principal es el exceso de actividad sobre la región que genera una tensión importante en la separación entre la cadera y el fémur.

Pero además los golpes o traumatismos también son causa común de este padecimiento. Puede tratarse de un golpe de gran magnitud en el área o de varios traumatismos repetidos sobre la zona.

Si la zona muscular que rodea la cadera se encuentra debilitada esto facilita el desgaste de la unión entre el hueso y el musculo, creándose condiciones propensas para la presencia de trocanteritis.

Tratamiento de la trocanteritis

En cuanto al tratamiento, este se planificará según la magnitud de la afectación y las características presentadas durante la evolución del padecimiento. Si dicho padecimiento, se encuentra en una fase inicial bastará con aplicar temperaturas frías sobre el área.

Si aun aplicando frio, persiste la molestia, es una buena opción optar por un tiempo de reposo y consultar con el profesional en el ámbito de la salud, la posibilidad de ingerir antiinflamatorios o analgésicos que permitan disminuir el dolor.

Cuando el dolor sea de tal magnitud que inhabilite a la persona para el normal desarrollo de sus actividades, es necesario aplicar soluciones como infiltraciones, las cuales se realizan en el área afectada o tratamientos empleando técnicas con magnetos, infrarrojos y otra clase de aparatos.

En caso de sufrir este padecimiento también es recomendable evitar los golpes o colocar el peso del cuerpo en el lado en el cual se presenta el dolor, por lo que al dormir debes estar atento de no apoyarte sobre el lateral afectado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *