Tratamiento de la endometriosis


En la etapa reproductiva de la mujer pueden presentarse una serie de patologías que afectan su Salud en este aspecto que tienen especial incidencia en el ámbito reproductivo

¿Qué es la endometriosis?

La endometriosis es una patología que suele presentarse mediante dolor en la pelvis, cólicos fuertes durante el periodo menstrual, dolores después de practicar relaciones sexuales, menstruación muy dolorosa.

Dichos síntomas son el reflejo de la mal posición del endometrio, el cual se desarrolla de forma incorrecta y ocasiona problemas inflamatorios en la zona pélvica. A raíz de ese desarrollo anormal, el tejido crece en la parte de afuera del sitio y ahí se desarrolla como lo haría normalmente.

En cada mujer el desarrollo de este proceso se da de manera distinta, pudiendo extenderse en la pelvis en algunos casos.

Este trastorno se diagnostica a través de distintas métodos, entre los cuales se incluye en primer lugar un examen exploratorio de la pelvis, a través del cual el profesional utiliza el tacto para detectar áreas anormales o dolor en la zona.

Adicionalmente también se emplea la ecografía para detectar endometriomas o quistes vinculados con el padecimiento. Sin embargo a través de esta herramienta no es posible llegar a un diagnóstico definitivo de endometriosis, pues para ello suele emplearse la laparoscopia.

La laparoscopia permite la localización del tejido del endometrio que se ha formado fuera de su lugar, en la zona pélvica. Igualmente es posible tomar una biopsia de tejido. En todo caso, este procedimiento permite obtener toda la información necesaria para definir los métodos de tratamiento del padecimiento

¿Cómo tratar la endometriosis?

La endometriosis puede ser tratada mediante el empleo de fármacos o a través de una intervención quirúrgica, siendo generalmente esta última la opción final en caso de no conseguir resultados exitosos mediante el uso de medicamentos.

En el caso de los fármacos, suelen emplearse aquellos destinados a alterar la carga hormonal del organismo. A través de los mismos, se logra que se haga más lento el desarrollo del tejido del endometrio y se evita que continúe su crecimiento.

Esta clase de fármacos, suele componerse de anticonceptivos, los cuales se dirigen a regular las molestias asociadas con la patología y además permiten frenar el crecimiento de las hormonas que actúan para el engrosamiento de los tejidos.

También pueden emplearse fármacos de tipo GN-RH los cuales se destinan a bloquear las hormonas que estimulan los óvulos y disminuir el estrógeno, permitiendo una reducción en los tejidos.

Por otra parte, también existen fármacos que inhiben el crecimiento del endometrio pero resultan riesgosos por sus efectos secundarios en algunas mujeres.

En cuanto a la cirugía como ultima opción de tratamiento, esta puede tratarse una intervención de conservación, la cual se dirige a mantener los ovarios y el útero para la concepción, eliminando el tejido que genera la afectación

Sin embargo, la cirugía podría no resultar exitosa para lograr un embarazo, por lo que también puede recurrirse en este caso a las técnicas de reproducción asistida.

Ahora bien, existen casos muy graves, que deben ser tratados mediante la cirugía de histerectomía, la cual permite remover el útero y los ovarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *