Medicina interna



Medicina interna

La salud de la población adulta es una prioridad para garantizar el equilibrio productivo en cualquier sociedad actual ya que representan la fuerza laboral principal generadora de beneficios a los otros grupos etarios.

Bajo esta percepción se ha impulsado en materia de salud pública y privada la prevención y control de enfermedades crónicas del adulto desde su etapa joven hasta su entrada a la tercera edad.

Para ello se viene dando importancia al diagnóstico precoz de patologías del adulto, mediante el control y vigilancia de los factores de riesgo de este grupo poblacional.

Si se realizan los correctivos necesarios para mantener la homeostasis del cuerpo humano, desde una edad temprana, se lograra una mejor calidad de vida de la persona.

El bienestar de cada ser humano, se reflejará en su entorno y se traducirá en la capacidad de ser un individuo apto para conseguir su propio desarrollo social  y multiplicador de los efectos  del mismo.

Medicina Interna: Al Cuidado de la Salud del Adulto

La Medicina Interna es la especialidad médica encargada de mantener el equilibrio de las funciones internas de nuestro cuerpo.

Su función principal es la temprana detección de posibles factores de riesgo que puedan alterar las funciones propias de cada uno de los sistemas que posee nuestro cuerpo.

Para ello, establecen chequeos médicos periódicos donde evalúan resultados de exámenes específicos para el descarte de las enfermedades más comunes que pueden aquejar al adulto, en una forma silenciosa.

Entre este tipo de patologías, las más comunes son:

  • Problemas cardiovasculares
  • Trastornos endocrinos metabólicos
  • Problemas hematológicos
  • Trastornos respiratorios
  • Afecciones reumáticas
  • Problemas infecciosos
  • Trastornos neurológicos

De la evaluación realizada el médico tomará las decisiones necesarias; puede optar por mantener bajo su control al paciente o remitirlo al especialista correspondiente si existe una patología definida en desarrollo.

En el último caso descrito se mantendría el trabajo conjunto del especialista (cardiólogo, reumatólogo, endocrino, etc.) con el internista como profesional tutor al cuido de la situación de salud general del paciente.

¿Cuándo debo ir al Médico Internista?

Para ir a este especialista de la medicina no es necesario padecer alguna patología específica; por el contrario, lo aconsejable es tomar una cita con él para que te realice un chequeo general.

Así como nuestros padres nos mantenían una programación de visitas al médico pediatra, durante nuestra niñez, para asegurarse que todo marchara bien en nuestro cuerpo durante el crecimiento; ahora nos toca a nosotros cuidarnos con igual empeño.

Si todo va bien en ti, el Doctor te indicará una próxima cita probablemente al año siguiente, pero si hay algo que debe atenderse él te indicará lo apropiado para solventar a tiempo cualquier desequilibrio y vigilará su evolución.

Los Médicos Internistas poseen una formación integral, caracterizada por su capacidad de acompañamiento integral y continuada al paciente, independientemente de si su padecimiento es agudo a crónico.

Son profesionales que no practican cirugías, pero son parte de un proceso quirúrgico al ser los responsables de las evaluaciones médicas preoperatorias

La finalidad de estas evaluaciones son evitar riesgos imprevistos durante la cirugía o en el proceso post operatorio; así se obtendrán los resultados esperados en beneficio de la salud del paciente.


Lupus

¿Qué es el lupus?

Existen un sinfín de enfermedades, que aún no se entiende por qué deben de ocurrir, pero esto no ha detenido a la ciencia, para lograr encontrar una solución a ellas. … Continuar leyendo “¿Qué es el lupus?”