Inmunología



Inmunología

Nuestro  cuerpo es  como una maquinaria multifuncional de alto rendimiento, preparada para dar cumplimiento a la misión de darnos la vida necesaria para alcanzar nuestras metas

Para lograr la citada misión, realiza diferentes tareas a través de los distintos sistemas que lo componen: Sistema neurológico, digestivo, cardiovascular, urinario, reproductivo, etc.

Evitar que gérmenes, virus y bacterias penetren, se mantengan y multipliquen en el cuerpo humano es un objetivo primordial de la medicina actual; la cual lucha día a día por aislar los microorganismos  perjudiciales a la salud.

Si cualquiera de los sistemas del cuerpo humano es infectado; los otros componentes resentirán lo sucedido y comenzará una batalla interna, dentro de nuestra corporeidad para recobrar la normalidad y salud perdida.

Así entonces, el organismo cuenta con los elementos necesarios para dar respuesta a elementos que representen una amenaza. Estos elementos no son otra cosa que el llamado sistema inmune.

Las respuestas que da el organismo se manifiestan a través de reacciones como hipersensibilidad o enfermedades.

Ahora bien, el ámbito de estudio de todo lo relativo al sistema inmune se encuentra incluido en una especialidad médica

La especialidad del sistema inmune

Desde el punto de vista de la ciencia médica existe una rama específica destinada al tratamiento de la salud desde el punto de vista del sistema inmune. Esta rama es la inmunología, la cual involucra tanto la medicina como la biología.

La labor de un Inmunólogo se centra en analizar la respuesta del organismo ante anomalías de carácter infeccioso que se manifiestan en el ser humano a través de distintos síntomas o enfermedades.

El desarrollo de esta especialidad comenzó cuando la humanidad comenzó a advertir el hecho de que luego de ser víctima de algunos trastornos, las personas quedaban inmunes ante tal padecimiento.

Fue así como comenzó a estudiarse esto y se creó luego de un tiempo la especialidad, la cual maneja vertientes preventivas, de tratamiento y de seguimiento, de acuerdo al asunto del que se trate.

Pero esta especialidad es muy general y abarca muchos aspectos vinculados con el sistema inmune, por lo que se divide a su vez en subespecialidades.

Subespecialidades de la inmunología

Entre las subespecialidades se encuentra en primer lugar aquella destinada al estudio de los aspectos epidemiológicos, sometiendo a análisis las características corporales en relación a los agentes patógenos y la inmunidad.

Dicha subespecialidad es la de carácter clásico y no solo se limita a estudiar el sistema inmune sino también sus relaciones con el entorno.

Por otra parte, existe una rama de esta especialidad destina a estudiar los padecimientos resultantes de fallas en el sistema inmune bien ser por funcionamiento anormal o por fallas. Este ámbito también incorpora padecimientos asociados con otros sistemas del cuerpo en los cuales la inmunidad es un factor importante.

Otra subespecialidad es la inmunoterapia, la cual se utiliza para tratar el cáncer a través de tratamientos como quimioterapia y radioterapia. También es empleada en el caso de los pacientes con SIDA u otras patologías de carácter autoinmune.

Por último, los Inmunólogos también pueden especializarse en un área destinada al análisis de antígenos y la determinación de su utilidad y modo de empleo para el tratamiento de enfermedades.