Genética médica



Genética médica

Cada persona es única, pues cuenta con características definitorias que lo hacen diferenciarse del resto. Parte de estas cualidades son el resultado de la herencia transmitida de los antepasados.

Esta herencia se conforma entre otras cosas, por información transmitida a manera de secuencia química mediante moléculas organizadas en cadenas espirales. Estas no son otra cosa que el ADN, lo que nos hace distintos y a la vez nos une con nuestros antepasados.

El ADN, contiene los genes responsables de nuestra herencia química y biológica; la cual será reflejada en nuestro organismo; desde las características físicas hasta en la predisposición a ciertas enfermedades padecidas por nuestros ascendientes.

Mendel y la genética

Mendel, conocido por muchos es el famoso padre de esta especialidad. Gracias a dicho personaje conocemos como se produce la transmisión de las características de individuos a otros que sean sus descendientes.

Es así como los seres vivos poseen características morfológicas, fisiológicas y bioquímicas distintas pero que a la vez proceden de un tronco común que determina la semejanza entre familiares.

Pero todo no quedó en Mendel y es así como el área ha avanzado y durante mucho tiempo se han estudiado los elementos del ADN, develando todos los misterios que esconde esta y hoy día corresponde a un especialista denominado Genetista, el estudio de este ámbito desde el área de la medicina.

La Genética en la Medicina

Esta área también forma parte de la medicina pues no solo heredamos características físicas sino también enfermedades o la propensión a padecerlas.

Y es que tal como ocurre con las recetas de cocina, los genes son como estas y a partir de ellas surgen indicaciones para el cuerpo humano. Muchas patologías tienen carácter hereditario, por lo que son transmitidas de padres a hijos a través de la información genética

De allí que el estudio de los aspectos genéticos del organismo resulte fundamental para la prevención de la presencia de patologías que afecten la salud. La información genética permite conocer cuáles enfermedades podría presentar o desarrollar un paciente de acuerdo a su carga familiar.

De este modo, la especialidad funciona como una herramienta de predicción para enfermedades. Pero la labor no se limita solo a esto, pues el tratamiento también dependerá de aspectos genéticos.

A través del código que nos dan los genes, es posible obtener las características de cada paciente y así diseñar un tratamiento apropiado para el mismo.

Este campo también cuenta con la posibilidad de realizar aportes novedosos para el avance de la ciencia, pues la especialidad además es investigativa y en este ámbito le corresponde someter a estudio distintas variables que podrían incidir en el organismo.

De este modo, todas las labores de carácter investigativo llevadas a cabo por los especialistas en el área constituyen un importante aporte a toda la humanidad, pues a partir del estudio de genes y cromosomas es posible llegar a conclusiones que ayuden al desarrollo de nuevos tratamientos e incluso curas para distintas patologías.

Así entonces, gracias a la labor de los Genetistas, es posible que en algún momento las enfermedades que hoy consideramos incurables tengan un tratamiento adecuado o por lo menos mejorar su pronóstico de vida.