¿Qué es la disnea?


Disnea una complicación más normal de lo que pensamos, para muchos que se encuentran realizando deporte diariamente, saben muy bien lo que se siente tener una falta de aire grande en el cuerpo, sentir como un ahogo cuando no puedes respirar como es debido, esto es lo que se origina de esta enfermedad y es más común en la sociedad de lo que uno cree.

La falta de aire en el cuerpo o de oxígeno, se relaciona a la sensación que tenemos cuando respirar no es para nada fácil, en este caso tenemos una respiración muy incómoda, en algunos casos nuestros propios cuerpos regulan la acción de respirar y sin siquiera tener nosotros que hacer algo, pero en otros este problema prosigue sin ninguna posibilidad de detenerse.

Algunas personas dicen sufrir de disnea sin siquiera tener que estar realizando una acción tan pesada como sería un deporte por ejemplo y esto se debe a que la falta de aire en el cuerpo se debe a una infinidad de causas, que se pueden presentar en cualquier momento y son más riesgosas o más propensas a pasar en personas que tienden a fumar o tener problemas cardiacos, impidiendo al corazón bombear la sangre necesaria para oxigenar el cuerpo.

Causantes de la disnea

Comúnmente se encuentra causado por los siguientes problemas de salud:

  • Problemas cardiacos entre los cuales podemos ver:

Latidos irregulares.

La acumulación de algunos fluidos alrededor del corazón, que puedes generar otros problemas de salud.

  • Problemas pulmonares entre los cuales podemos ver:

El bloqueo de las vías respiratorias por algún objeto u cuerpo extraño.
La obstrucción de las vías respiratorias por secreciones, comunes en bronquitis aguda, asma y en EPOC.

Otros de los causantes más comunes son:

  • Anemia.
  • Hiperventilación, causada por alguna causa desconocida o miedo.
  • Fumar.
  • Edad avanzada.
  • Fibrosis Pulmonar.

Síntomas de una persona que tenga Disnea

Entre los síntomas que podría tener una persona que tenga este problema de salud, podríamos tener los siguientes:

  • Una repentina rigidez en el pecho, lo cual causa una dificultad para respirar como lo hacemos normalmente, sentimos una necesidad de aire muy irregular.
  • Al respirar sentimos que hay una sibilancia.
  • Podemos tener algunas otras afecciones, como puede ser dolor de cabeza, sentir escalofríos y hasta poder tener fiebre.
  • Las actividades normales, pueden llegar a ser difíciles de realizar al no tener la energía necesaria y sentirnos cansados o muy débiles.
  • Se puede llegar a tener a consecuencia de la disnea, tos repentina y hasta crónica, que puede causar que despidamos secreciones de colores, verdosas, amarillentas y hasta rojizas.
  • Se puede presentar falta del oxígeno o de aire, realizando cualquier tipo de actividad, desde ir al baño como estar cocinando, como también estando acostados viendo televisión, sin ningún tipo de razón.
  • Se puede tener retención de líquidos, lo cual producirá que subamos unos gramos o kilos, ademas de esto tendremos que si afecta al corazón, evitando que este trabaje como es debido, hará que las piernas y tobillos de nuestro cuerpo puedan llegar a hincharse mucho.

Puede impedir que durmamos con tranquilidad por las noches y nos tengamos que despertar por las noches por falta de aire inexplicablemente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *