Cirugía pediátrica



Cirugía pediátrica

La cirugía pediátrica es una especialidad de la cirugía que se dedica específicamente a diagnosticar, manejar antes de la operación (manejo preoperatorio), operación y cuidado postoperatorio de los problemas que puede presentar un feto (cirugía fetal) lactante, niño escolar, adolescente o un joven adulto. La mayoría de los cirujanos pediátricos opta por ejercer su trabajo en uno o varios hospitales infantiles. Un cirujano pediátrico tiene que hacer un curso de 5 o 6 años de estudios de postgrado haciendo residencia médica,  un sistema que muchos médicos deben seguir, aunque todo eso depende del país, también se puede hacer un postgrado o en pediatría o cirugía general para luego optar por la especialidad y que esta tenga una duración de solo 2 o 4 años.

Un poco de historia

A mediados del siglo XIX se publicaron lo que serian los primeros libros de texto de cirugía pediátrica, el primero fue entre los años 1840-1860 de nombre Surgical Diseases of Infants and Children, quien lo público fue MP Guersant quien en ese entonces era un cirujano de Paris que trabajaba en el Hospital des Enfants Malades, en este libro se describen fracturas, quemaduras, hendiduras de labio, hidrocele, hipospadias, ausencia del ano, malformaciones oculares e incluso trocares y stents para que se pudiera mantener abierta una incisión.

También está el Surgical Diseases in Children publicado por John Cooper Forster en el año 1861, en este libro se describía el manejo de pacientes con cuerpos extraños en las vías aéreas, hemangiomas, colostomías, gastrostomías, espinas bífidas y meningoceles. En esa misma época se lograron fundar los primeros hospitales infantiles del mundo, en el año 1852 se fundo el Hospital des Enfants Malades de Paris anteriormente mencionado y el Children´s Hospital and Nursery de Nueva York, mientras que en el año 1869 se fundo el Hospital for Sick Children de la ciudad de Boston.

Campo de acción de la especialidad

La cirugía pediátrica es una especialidad que se utiliza para poder aplicar los conocimientos médico-quirúrgicos en el periodo de vida de una persona desde que nace hasta el final de la adolescencia.

Generalmente se trata de corregir cualquier patología quirúrgica en niños haciendo uso de los conocimientos adquiridos en la especialidad, algunos de los problemas que se tratan en esta especialidad son: quemaduras en la infancia, diagnostico y tratamiento de la fistula traqueoesofágica y la atresia de esófago, hendidura laringotraqueal, reflujo gastroesofágico y hernia diatal, tumores del sistema nervioso central, hidrocefalia, tratamiento de la espina bífida y otros problemas que esta pueda generar, malformaciones congénitas de la cara, tratamiento del labio leporino, síndromes del primer arco, diagnostico y tratamiento de la luxación congénita de la cadera y muchos otros problemas.

Muchos de los que eligen esta especialidad cuentan que lo hacen porque quieren ayudar a los niños con problemas que pueden afectarlos gravemente durante una época de su vida en la que no tendrían que preocuparse por estos problemas, sin duda alguna los profesionales de la salud hacen una gran labor y sacrifican mucho para poder ayudar a las personas, especialmente aquellos que se dedican a trabajar con niños y a ayudarlos con sus enfermedades y complicaciones.